Home / Última hora / ¿Por encima de mercado? Cómo queda el precio de los estancos tras la subasta
datos pujas subasta

¿Por encima de mercado? Cómo queda el precio de los estancos tras la subasta

La subasta ha sido un éxito innegable de recaudación, casi 97 millones de Euros que nos daría una media de puja de 481.000 euros por estanco. Pero eso está distorsionado por los polígonos de frontera que alcanzaron precios impensables. Si nos atenemos únicamente a los polígonos “normales”, los 177 restantes que recibieron puja, la media alcanzada sería de 226.695 €.

Esa sería una primera cifra a considerar. Más de 225.000 euros por una licencia que permitirá con tiempo y dinero, montar un estanco en ese polígono y con un poco de suerte y mucho acierto, llegar a sacarle el beneficio que hemos estimado. La media de comisiones que nos anunciaron. El beneficio que tocaría si el mundo fueran matemáticas y las ventas se repartieran en igualdad con aquellos que ya llevan años trabajándose esa zona.

Parecería caro. Caro comparado con los precios de mercado de estancos que ya están montados y que ofrecen una rentabilidad segura y concreta. Que se pueden mover inmediatamente, que se pueden adquirir por precio cierto y sin la inseguridad y las incertidumbres del sistema de subasta…

Parecería.

Porque lo cierto es que la subasta ha tenido unos resultados muy dispares que se ocultan detrás de esas medias. Para todos los estanqueros que quieren hacerse a la idea de cuánto puede valer su estanco, nada mejor que echarle un vistazo a la lista de todos los precios alcanzados en cada polígono pormenorizada.  Os animo a echar un vistazo pinchando aquí.

Lo primero que llama la atención es que 13 polígonos se quedaron sin puja y por lo tanto  quedaron desiertas. Otros tantos se quedaron el precio de salida o muy cercano. Podemos considerar pues, que más de un 10% de los polígonos ofertados fracasaron sin paliativos. La otra cara de la frontera. La otra realidad que no sale en prensa. Aquí la conclusión es fácil, el mercado consideró que una licencia de estanco en estas zonas difícilmente merecía el precio inicial de puja de 50.000 euros.

Y en su consecuencia otra conclusión bien sencilla. El mercado es selectivo. No existe un precio de estanco. No existe lo que pregunta todo comprador inicialmente: ¿cuánto vale un estanco? Existen estancos que valen mucho y otros que no valen casi nada. Ser un estanco no garantiza nada. Al final lo que cuenta es lo que da y lo que puede dar el negocio.

Hay que ajustar un poco el análisis. Cogemos los polígonos de la Comunidad de Madrid, que salieron muchos. Se han recaudado casi 11.000.000 de euros a una media de 188.000 € por licencia. Los más caros en Fuenlabrada, Alcorcón, Getafe, Rivas y Ciempozuelos. Lugares donde la ratio estancos/habitantes eran muy buenas.

La Comunidad de Madrid tendrá 58 nuevos estancos. Los “compradores” se gastarán unos 250.000 euros antes de ponerlos en marcha pero las ratios poblacionales y las medias de venta permiten pensar que desde el primer día van a tener una parte del pastel de la venta al público en la zona si se sitúan un poco bien.

Pero no deja de ser cierto que el inversionista se está gastando 250.000 euros en una hipótesis. No está comprando un estanco con unas instalaciones, con un segundo canal con su máquinas y sobre todo con una cuenta de explotación detallada que permite que los números bajen a la tierra y no sean un cuento de la lechera. Pero lo que está claro es que los precios obtenidos en las subastas están muy por debajo de los precios de venta en esas zonas. Muchísimo. Por lo tanto, los que se metieron en esa zona por el precio pagado ya sabían bien dónde iban. Y los que vendieron antes de la subasta hicieron un gran negocio. Eso está claro.

En el otro extremo de precios está Barcelona. Las dos grandes áreas metropolitanas se han comportado de manera muy distinta. La media en la provincia de Barcelona ha sido de 107.000 euros. Por una sencilla razón, los polígonos no eran demasiado buenos. Comparados con los de Madrid, eran sencillamente malos. Volvemos a lo dicho. El mercado es selectivo. El estanco en sí mismo no garantiza nada. Los hay buenos y muy buenos, regulares y malos.

Lo que queda claro es que comprar un estanco es más seguro que meterse en una subasta. A los ganadores aún les espera un vía crucis de tiempos inciertos antes de llegar a abrir. ¿Cuándo se publicará el listado?  ¿Cuándo empezarán a contarse los 10 días para presentar la documentación? Hay que poner todo el dinero en 30 días. Innegociables. Hay que encontrar un local que pueda funcionar.

Demasiadas incógnitas.

Los precios de la subasta nos explican, nos seguirán explicando en el futuro, muchas cosas sobre qué quiere y qué paga el mercado. Como proclama nuestro patrocinador buscoestanco.es. Se abren nuevas oportunidades de negocio. Vendrán nuevos precios. Para arriba y para abajo. Ya nada va a ser lo mismo. Quien quiera entrar en este negocio tendrá que conocer las nuevas reglas y asesorarse bien con las valoraciones. Comprar bien (que no es lo mismo que barato) es la base y fundamento del negocio.

Gracias a todos por vuestra colaboración. INFOESTANCOS al servicio del estanquero.
Ayúdanos a difundir las noticias del sector y pásalas a tus contactos estanqueros de WhatsApp!!!
Podéis enviarnos vuestras ideas, críticas o consultas a través de nuestro WhatsApp 603 107 339, del correo electrónico info@infoestancos.es o rellenando este formulario.

Por favor acceder para comentar.