Home / Estanco Seguro / ¿Oleada de hurtos en estancos!

¿Oleada de hurtos en estancos!

Parece que una ola de hurtos invade nuestros estancos. No es nuevo. Hace unos cuantos lustros fueron las capetas del timbre, las letras de cambio, etc. las que volaban y desparecían de nuestros estancos por arte de magia. Ahora es el tabaco, sin olvidar que la mercancía expuesta en el mostrador también corre peligro-  como ya vimos en el video que nos envió un estanquero LINK– .

Cualquier mercancía que tengamos expuesta o depositada temporalmente en el mostrador está en situación de riesgo. Pero sobre todo en estos momentos, donde hemos de extremar las precauciones es con las ventas o transacciones de los cartones de tabaco, ¡cada cartón puede valer hasta 50 €!.  Nos piden unos cuantos cartones, los dejamos en el mostrador, nos piden alguna otra cosa, nos despistan con algo…y delante de nuestras narices y en un abrir y cerrar de ojos, desaparece el sujeto o sujetos con la mercancía en una huida a la carrera en toda regla. No sabemos si echar a correr detrás del ladrón, ponernos a gritar o ponernos a llorar, lo que sí sabemos es que nos acaban de dar el día. Y recuperar esa cantidad de dinero, con el escaso margen que tenemos, se nos antoja cada día más difícil. Y por si fuera poco, los seguros no cubren estas pérdidas.

Medidas preventivas frente a los hurtos:

  • No depositar cartones de tabaco en el mostrador si el comprador no nos ha pagado. No nos desentendamos de la mercancía mientras la transacción no haya finalizado.
  • *Situemos al menos una cámara y una pantalla en el establecimiento con las imágenes de nuestros compradores en el mostrador para que éstos se vean a sí mismos, teniendo nuestros clientes una sensación de vigilancia y control.
  • Desconfiar cuando notemos que nos están liando con el pago. Muchos billetes pequeños, cambios o giros bruscos de compra… “ahora quiero esto … pero ya no lo quiero….ahora quiero aquello”
  • Situemos los expositores de mayor valor cerca de la caja asegurados con cables o pequeñas cadenas.
  • Proteger la caja registradora con elementos físicos que dificulten el acceso al cajón desde la zona de público con la finalidad de que no esté al alcance de ninguna mano… por muy larga que sea!

* Recordad que hay que inscribir un fichero de video-vigilancia en la Agencia de Protección de datos, poner un cartel visible de advertencia con la dirección del responsable de las cámaras y evitar grabar zonas públicas.

Una vez nos han realizado el hurto:

  • ¡Es imprescindible denunciar! Con la reforma del código penal la falta de hurto desaparece y se convierte en delito leve de hurto. Aunque nos pueda parecer que no cambian mucho las cosas, si tenemos en cuenta que por una falta no quedaban registrados los antecedentes penales, ahora como es un delito, aunque sea considerado menor, genera antecedentes penales en todos los casos. ¡Denunciemos!

Por favor acceder para comentar.