Home / Última hora / Lio enorme con el CBD

Lio enorme con el CBD

La venta del CBD se ha convertido en un galimatías jurídico que deja al estanquero, una vez más, en tierra de nadie y con el culo al aire.

Por un lado, tenemos la posición de los Ministerios de Sanidad y Hacienda que, a través de la última circular del Comisionado, dependiente de este último Ministerio, fechada el 27/11/2020 y que podéis leer aquí, aseguraba que la venta de productos derivados del cannabis, como el CBD, es ilegal, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud lo considera como un componente no adictivo y seguro. Por otro lado, en un reciente fallo de hace unos pocos días, el Tribunal de Justicia de la UE sentenciaba que estos derivados se pueden importar de un estado comunitario a otro y no pudiéndose prohibir su venta. Podéis volverlo a leer en este enlace. Qué follón.

La realidad es que entre todas las consultas jurídicas de las que tenemos conocimiento que se hayan realizado a juristas especializados en estas sustancias o a especialistas del sector del tabaco, no encuentramos una única respuesta que clarifique de manera meridiana qué tenemos entre manos. El entramado legal nacional e internacional que pesa sobre el CBD ofrece multitud de interpretaciones. Comenzando por los límites máximos permitidos legalmente de THC (la substancia psicotrópica) que son distintos en cada país: desde el 0,2% de España hasta el 1% de Suiza, el 0,6 en Italia, …

Algunas asociaciones ya han empezado a comunicar a sus asociados que mientras todo este laberinto jurídico no se aclare, una medida de cautela sería retirar de las estanterías este producto hasta que se disponga de una mínima seguridad jurídica que ampare su distribución.

El Comisionado es Hacienda y no se anda con chiquitas, a pesar de que hayamos presentado una declaración responsable para poder vender CBD, que es la forma de comunicarle que vamos a vender un producto de los que no tiene autorizados en su lista por defecto, es muy posible que Hacienda haya optado por la estrategia de paralizar la venta en su red propia, los estancos somos una concesión administrativa del estado, hasta su legalización, o sea, hasta fijar los impuestos correspondientes que deberían cargar al producto.

Si esta es la estrategia, queremos creer que seremos nosotros, y solo nosotros, los que finalmente acabaremos comercializando el producto, y que su posible regulación será en breve espacio de tiempo. Porque si esta paralización se eterniza, acabaremos viendo la venta de CBD y otros de sus derivados en la tienda del “chino” de la esquina sin ningún control ni garantía sanitaria. Al tiempo.

Gracias a todos por vuestra colaboración. INFOESTANCOS al servicio del estanquero.

Ayúdanos a difundir las noticias del sector y pásalas a tus contactos estanqueros de WhatsApp!!!

Podéis enviarnos vuestras ideas, críticas o consultas a través de nuestro WhatsApp 603 107 339 o por correo electrónico info@infoestancos.es

Por favor acceder para comentar.