Home / Última hora / Las comisiones nos hunden

Las comisiones nos hunden

Hoy os traemos un par de escritos que nos han llamado la atención como respuesta a nuestra notícia del pasado 11 del 11 en el que hablábamos sobre el dinero en efectivo y las comisiones bancarias y que podéis volver a leer aquí.

Esta es la primera opinón que os traemos hoy:

Es un tema recurrente que preocupa a la mayoría de expendedores y que ya ha levantado muchas voces para que desde las Unión de asociaciones, que son los que tienen la fuerza, pacten por fin unas tarifas razonables para todo el sector y no la broma que ahora tienen y que cualquier estanquero puede igualar incluso mejorar.

Nosotros tenemos un mínimo con tarjeta de 10€. Estamos intentando bajar las comisiones negociando con el banco pero no tenemos fuerza, nos toman por el pito del sereno, se saben ganadores en este pulso dada la tendencia al alza del uso de tarjeta. ¡Qué bien les ha venido todo esto!

Debido a la situación, la gente empieza a exigir (antes también pasaba aunque menos) que se les cobre cualquier cantidad con tarjeta. Les intentamos explicar nuestra situación, pero a ellos poco les importa y no empatizan. Muchas veces se enfadan y en ocasiones, las menos, afortunadamente, nos tratan con desprecio, mala educación e incluso sufrimos amenazas de denuncias (a mí personalmente me han mandado a la mierda y me han llamado hija de p. por este tema). Es un verdadero quebradero de cabeza y un tema que nos genera bastante malestar.

En vista de la situación y la labor (o no labor) de Asociaciones y Unión, sabemos que estamos solos. Yo tengo la teoría que la Unión de Estanqueros es un nombre troyano y que realmente se denomina Desunión de Estanqueros , que es así como les interesa que estemos, solos, sin fuerza y cada uno remando hacia direcciones diferentes para que no avancemos nada. No he conocido jamás un sector tan desunido y con tanta suspicacia (y mala leche a veces) entre sus integrantes como el sector de los estancos. Lo que me lleva a pensar que esto beneficia a alguien y no somos nosotros.


Aquí tenési la segunda del día:

He leído vuestro artículo. Creo que la proliferación de pago con tarjeta debería ser ahora mismo el asunto más preocupante que deberíamos tener los estanqueros.

La única forma de presionar a los bancos a cobrar comisiones bajas sería lo que nunca se ha conseguido en este sector: unirnos.

Si se mantuviera una disciplina por parte de todas las expendedurías y no se cobrara en ningún punto de venta con tarjeta tal vez los bancos empezarían a rebajar sus comisiones, dado que la gente se iba a ver forzada a manejar más efectivo para poder ir a comprar tabaco y tal vez eso arrastraría el que sacaran más efectivo para otro tipo de compras con lo que los bancos verían el peligro de ver reducido el uso de sus tarjetas también en otras compras de otros artículos.

Pero yo no puedo presumir de unidad ya que nunca he estado adscrito a ninguna asociación de estanqueros, desalentado al ver que no hacen mucho más que presumir de cargos «importantes» a nivel nacional como representantes de miles de familias de estanqueros y bla, bla, bla… Aires de políticos de medio pelo de los que ya nos sobran por toneladas en España.

Esto unido a la no petición (el no ya se tiene siempre si no se piden las cosas) de aumento de comisión en la venta del tabaco hace que los estanqueros nos empobrezcamos cada vez más. Y esto en espera de la próxima subida a las cotizaciones a la Seguridad Social, IRPF y lo que nos venga que va a ser ya mismo.

En fin, si pudierais hacer fuerza de alguna manera para concienciar a todos de que deberíamos practicar algo como el día sin tarjetas, por ejemplo, elegir un viernes que suele tener más venta de gente joven para el tabaco del fin de semana o alguna otra idea sería muy de agradecer.

Funcione o no alguna iniciativa lo que es claro es que algo hay que intentar. Como ya he dicho: el no ya se tiene. Intentemos el si.

Como siempre desde infoestancos agradecemos todas las opiniones que no senviáis aunque no podamos mostrarlas todas.

Por favor acceder para comentar.