Home / El Estanquero Opina / La importancia de ser fuertes.

La importancia de ser fuertes.

Hoy os queremos hacer llegar una opinión destacada, la de Ramón Pérez Camacho, el presidente del la asociación madrileña AMETT.

Desde infoestancos agradecemos especialmente su colaboración. En estos tiempos de prisas y poca reflexión, se hace más que nunca necesaria la opinión pausada, racional, fruto del conocimiento y la experiencia.

Su comentario surge a raiz de nuestra última encuesta realizada sobre la utilidad de estar asociado o agremiado. La verdad es que los resultados de la encuesta no fueron muy alentadores y en general reflejan lo perdidos que vamos ante los nuevos retos que enfrenta el sector. Ante la tentación de la desbandada, debemos recordar que sólo la unión hace la fuerza. Solos, por grandes que nos creamos, somos pequeños, minúsculos ante las marcas, Logista, el CMT … Los estanqueros no podemos ir por libre, luchar separados, vivir distanciados … debemos estar unidos porque es la única manera de trabajar por nuestro futuro.

La encuesta, que habeis respondido 447 usuarios, refleja que algo más del 30% no cree para nada en las asociaciones de estanqueros. El 33% aún estando asociado, no cree que sirvan para nada. Solo un 37% de los estanqueros asociados cree que sí sirven para defender nuestros intereses. Y aunque un 70% dice estar asociado, el 66% no cree que sirvan para nada las adociaciones ni los gremios de nuestro sector.

Recomendamos la lectura pausada de este articulo de opinión.

Si de algo me sirven los años es para acumular experiencia. ¡Qué sabios somos los viejos!

Antes de tomar la decisión de pasar el resto de mis días trabajando al lado de mi mujer y dejar atrás mi vida empresarial, he conocido varios sectores industriales, pasando por la investigación científica, la docencia, la industria de las artes gráficas, la inmobiliaria, la informática y las telecomunicaciones. Una vez incorporado al estanco y por azares de la vida, me vi de presidente de la Asociación de Madrid y he continuado haciendo en la Asociación lo único que sé hacer, incrementar su economía y su eficacia, estudiar el entorno y ver las fortalezas y amenazas que tienen nuestro sector. Ciertamente el estanco es menos dinámico, más tranquilo, familiar y diría que hasta grato comparado con otros sectores económicos, pero ya no se puede vivir con la tranquilidad de antaño. Las distorsiones propias de nuestro sector se han acrecentado, la incorporación de nuevos estanqueros con ideas nuevas y revolucionarias, el ímpetu que están tomando los puntos de venta con recargo, especialmente esos propiedad de grandes cadenas de distribución, el ansia de grandes empresas a las que se les están cayendo las ventas por liberar el mercado, la incorporación de nuevos usos como los vapeadores o el tabaco para shishas, la incidencia creciente del tabaco ilegal, la incorporación de un porcentaje muy alto de nuestros clientes a la utilización de productos derivados de la marihuana como el THC o el CBD que nosotros no podemos “de momento” comercializar, hacen que necesitemos de una formación constante, estar informado de las novedades comerciales y en definitiva, estar en permanente estado de alerta.

Toda esta realidad que nos aplasta, hace que un estanquero, que no es más que un profesional metido entre las cuatro paredes de su negocio muchas horas diarias, sea como una hoja al viento, titular de una concesión administrativa del Gobierno, pero extremadamente frágil.

Analizando las amenazas vemos que en todos los medios de comunicación, se ataca diariamente de forma directa o indirecta a nuestro sector, somos el enemigo a batir, el que no se puede defender porque su preocupación es llegar a fin de mes. (Falta de influencia y poder de representación).

Las nuevas tecnologías requieren un tiempo de aprendizaje y adaptación, aunque hayamos superado con nota el reto de la trazabilidad, no nos podemos dormir en los laureles, tenemos una evaluación permanente, no podemos dejar de aprender; nuevas formas de comercialización, uso de las tecnologías, optimización de nuestro espacio, mantenimiento en el conocimiento legislativo y un sinfín de materias que son imprescindibles hoy en día para poder regentar con éxito un estanco. (Necesidad de formación e información).

Durante el tiempo que mi salud me permitió visitar a los estancos aprendí muchísimo y además disfruté. Algo que no olvidaré en mi vida, los expendedores, y lo digo de verdad, porque lo siento, sois una clase especial de comerciantes y de personas, trabajadores abnegados y pese a los golpes que nos propician, con un espíritu extraordinario y optimista, esa es nuestra principal fortaleza.

En muchas de las visitas que realizamos me encontré con expendedores que me preguntaban “¿para qué sirve una asociación?”, extraordinaria pregunta de un estanquero que no puede abandonar su puesto de trabaja para nada, siempre les devolvía otras preguntas; ¿Quién te representa, quién va en tu nombre a hablar en los medios para que no viertan mentiras sobre lo que tú eres y haces?, ¿quién te hace fuerte frente a las multinacionales para los que eres una mosca, para que no te engañen y aplasten?, ¿quién se preocupa por tu formación?, ¿quién te informa con fiabilidad e independencia? , ¿Qué estás dispuesto a hacer tú por mejorar tu entorno y ayudar a tus compañeros?

Eso y solo eso, es para lo que sirve asociarse, para ser más fuertes, no para solucionar nuestros problemas inmediatos y personales, para solucionar los del colectivo, los más difíciles. Si solo miramos nuestro ombligo y nos aislamos en una postura egoísta e insolidaria, nos haremos más mal que bien, pero además debilitamos a todos los demás, porque una cadena por muy fuerte que sea, se rompe solo por un eslabón.

Os animo a todos que tengáis altura de miras, os unáis a vuestra asociación provincial, colaboréis, en la medida que vuestras fuerzas os lo permitan y estéis atentos a la información que os faciliten, que será vital. Estad seguros que los estanqueros que están trabajando en esas Asociaciones, por el interés de todos, lo están haciendo de forma altruista, temporal y voluntaria.

Por favor, no quiero volver a oír “no soy de la asociación porque no ha hecho nada por mi”, ¿y por los demás?… Cada vez que ponemos una excusa para mantenernos en el aislamiento insolidario, todo se nos hace más pequeño.

Gracias a todos por vuestra colaboración. INFOESTANCOS al servicio del estanquero.

Ayúdanos a difundir las noticias del sector y pásalas a tus contactos estanqueros de WhatsApp!!!

Podéis enviarnos vuestras ideas, críticas o consultas a través de nuestro WhatsApp 603 107 339 o por correo electrónico info@infoestancos.es

Por favor acceder para comentar.