Home / Última hora / Cuidado!!! vuelven los robos con fuerza.

Cuidado!!! vuelven los robos con fuerza.

Se venía venir. Ya lo íbamos advirtiendo en artículos anteriores. Un súbito incremento del paro, una economía en caída libre, miles de familias sin ningún ingreso, y ahora como novedad, la cara tapada con mascarilla con la consiguiente sensación de impunidad… nos encontramos en la antesala de la tormenta perfecta. Vamos a analizar para que sirven y para que no, cada uno de los sistemas de seguridad y autoprotección que tenemos en nuestros estancos por tipología de delitos: alunizajes, abrelatas y butrones. Vamos a ver cómo podemos hacer frente a todos ellos.

Alunizajes, abrelatas y butrones.

Estos 3 tipos de robos son los grandes enemigos de nuestros estancos. Nuestras instalaciones de seguridad, alarmas, puertas, … deberían tener como finalidad evitar que tengan éxito cualquiera de estas acciones . Cada grupo o banda de delincuentes normalmente está especializada en un sistema de robo y solo trabaja con ese. De los 3 sistemas no están repartidos por igual. El número 1 de las formas de robo es el famoso “abrelatas” o corte de la persiana. Es el clásico sistema de robo que viene dado por la baja calidad del cerramiento metálico ondulado del cual disponen un altísimo número de estancos. Los alunizajes por el contrario, si bien es un viejo conocido sistema universal de asalto, era hasta hace pocos años un forma residual, casi anecdótica de robo en nuestros establecimientos. Por el contrario, en estos últimos tiempos, desde finales del 2014 y todo el año 2015, tuvimos un incremento importantísimo de esta alocada y destructiva forma de robo, y este 2020 ha comenzado de la misma manera. El butrón por el contrario, ha sido hasta ahora un tipo de robo ni tan llamativo ni espectacular, que nunca ha contado con un gran número de robos en relación al global de incidencias. Esto le hace pasar más desapercibido, pero quizá por eso, ahora mismo pude que sea el más dañino. Muchos de los grandes robos en estancos, con un gran botín, tienen origen en un butrón.  Vamos a analizar estos tres sistemas,  vamos a ver cómo prevenirlos, y que sistemas de seguridad son los adecuados para cada tipo de robo con fuerza.

Alunizajes

Es el sistema menos profesional,  el más espectacular y el más aparatoso de todos. Este sistema consiste en empotrar un vehículo contra nuestras puertas, accesos, escaparates, etc.  de nuestros establecimiento, para a continuación colarse por el hueco producido por el desplazamiento de los cierres o cerramientos. Bueno, esa es la intención inicial, que por suerte no siempre consiguen. En ocasiones, son tantos los destrozos ocasionados, que los propios cerramientos, escaparates, mobiliario, etc.  Impiden el acceso a la propia tienda para llevarse la mercancía,  objetivo de esta espectacular maniobra, abandonando el lugar a toda prisa. Eso sí, nos dejan un desolador paisaje y unos cuantiosos desperfectos.  Este tipo de robo nos obliga a actualizar las pólizas de seguro que  tenemos contratadas en la actualidad. Si en las otras dos formas de robo (abrelatas y butrón) los desperfectos suponen una pequeña parte del importe global del delito, en el caso de un alunizaje es todo lo contrario. Tenemos que revisar nuestro seguro y si tenemos un capital asegurado de 900, 1500 ó 3000 € para la partida de desperfectos por robo deberíamos incrementarla como mínimo a 10.000 €. Todas las pólizas de seguro  que se contratan en seguroparaestancos.com tienen un capital de 20.000 € para esta partida.

Los sistemas de seguridad para prevenir un alunizaje son:

  • Pivotes anti alunizaje. Si nuestro estanco se encuentra en una esquina, está frente a una zona de carga o descarga, en un paso de peatones, o en definitiva, donde un vehículo pueda tener acceso directo, aun teniendo que maniobrar, es absolutamente conveniente la instalación de pivotes. También pueden servir como pilonas, unas jardineras de piedra o algún tipo de mobiliario urbano resistente a los impactos. Cuidado con las pilonas que nos instalan en ayuntamientos y que creemos que cumplen esta función. En ocasiones tan solo están pensadas para impedir el estacionamiento de vehículos o para diferenciar el paso de los peatones y no para recibir el impacto de un vehículo.
  • Puerta metálica ondulada + puerta de ballesta. La instalación de una segunda puerta que complemente a la primera, si bien no hará la función de unos pivotes anti alunizaje, pero nos ayudará a aguantar mejor los cerramientos en caso de impacto por un vehículo.

Abrelatas

Este sistema es el más utilizado, sobre todo porque se realiza sobre las puertas metálicas onduladas que disponen la mayoría de establecimientos comerciales y un buen número de estancos.  Se trata de un sistema que se lleva a cabo con un corte horizontal en la puerta metálica ondulada, con una herramienta fabricada a tal efecto que hace las funciones y que parece un abrelatas, de ahí su popular nombre. Se realiza el corte entre las lamas y se abre tirando de ella hacia afuera o enrollándola sobre si misma. La facilidad con que se rompen este tipo de puerta viene dada por el material de la puerta, que es como si fuera latón, como una lata de conservas. Se abre tal cual. Este sistema es el que más daño ha hecho en estos últimos 25 años. Hemos de tener definitivamente claro que una puerta metálica ondulada no es un cerramiento adecuado para un estanco. El motivo es evidente. Si almacenamos y custodiamos una mercancía tan valiosa como el tabaco, y tenemos como cerramiento una puerta tan fácil de cortar, la combinación es muy peligrosa.

Los sistemas de seguridad para prevenir un robo por el sistema de abrelatas son:

  • Puertas de seguridad o autoblocantes. Con la instalación de una persiana exterior de seguridad o autoblocante, no hay posibilidad de realizar el corte con el sistema del abrelatas. Es la mejor solución sin duda, pero también la más cara.
  • Instalación de una segunda puerta de ballesta complementando la metálica ondulada ya existente. Con la instalación de una segunda puerta tipo ballesta, o tijera de cierre horizontal, superpuesta a la que ya disponemos metálica ondulada o de tipo vertical, conseguimos que la suma de ambos cerramientos dificulte mucho la posibilidad del corte en la persiana. El motivo es bien claro. El sistema del abrelatas basa su éxito en la capacidad de deformación por fuerza de la persiana metálica ondulada. Para deformar esta persiana se necesita espacio para poder doblar y acomodar un hueco para colarse. Ese espacio es el que esta segunda puerta no permite, dificultando sobremanera la manipulación de la primera puerta.

Butrones

El butrón es el sistema más profesional de todos y por tanto, uno de los más peligrosos. No tan solo por la profesionalidad de las bandas que lo realizan, que también, sino porque es del que normalmente disponemos menos medios contra él. Es el que nadie imagina ni espera. De hecho, son una minoría de estanqueros que disponen de sistemas anti butrón en sus establecimientos. Por eso es el más peligroso, porque es el que estamos menos preparados. Si queremos mejorar nuestros sistemas frente a este tipo de robo, lo primero que deberíamos hacer es identificar las paredes vulnerables, que son todas aquellas que lindan con nuestro estanco y que tienen:

  • Cuarto de contadores, armarios de limpieza, cuartos de ascensores, etc. En definitiva, pequeños habitáculos donde los amigos de lo ajeno pueden trabajar picando la pared sin ser vistos por vecinos o viandantes.
  • Locales comerciales anexos.
  • Patios interiores escondidos.
  • Casas o edificios abandonados o en construcción.

Una vez identificadas estas paredes vulnerables, deberíamos proceder a la instalación de:

  • Sísmicos. Los sísmicos son unos elementos periféricos que pueden formar parte de una alarma, que detectan los golpes por vibración en las paredes que están instalados. Hay diferentes tipos y son graduables en su intensidad. Es el elemento clave para la prevención de los butrones. Si creemos que tenemos en nuestro establecimiento alguna pared que sea vulnerable, es decir, que linde con los lugares descritos en el párrafo anterior, deberíamos llamar a nuestro proveedor de alarmas para que nos instale estos nuevos elementos. Si disponemos de puerta blindada o de difícil acceso en el almacén, solo sería necesario la instalación de sísmicos en las paredes vulnerables del almacén.
  • Planchas de hierro. Otra posibilidad es la instalación de planchas de hierro en esas mismas paredes. Con planchas de un grosor de 3 mm será suficiente. No tienen mantenimiento y pueden complementar perfectamente con otros elementos como los sísmicos. Si disponemos de puerta blindada en almacén, solo sería necesario su instalación en las paredes vulnerables del almacén.

CUADRO DE UTILIDAD ESPECÍFICA DE LOS SISTEMAS DE SEGURIDAD

Calcula tu nueva fecha de caducidad de tus permisos PVR.

Su permiso caducó antes de la entrada en vigor del estado de alarma y por lo tanto no ha variado su fecha de caducidad
Su permiso no le afecta la prórroga del Comisionado por el estado de alarma.
La nueva fecha de caducidad de tu permiso es {{pc.fechaFinal}}

Gracias a todos por vuestra colaboración. INFOESTANCOS al servicio del estanquero.

Ayúdanos a difundir las noticias del sector y pásalas a tus contactos estanqueros de WhatsApp!!!

Podéis enviarnos vuestras ideas, críticas o consultas a través de nuestro WhatsApp 603 107 339 o por correo electrónico [email protected]

Por favor acceder para comentar.